Gagarin #6 (por fin)

Pues ya está, ya tengo entre mis manos el nuevo Gagarin.

A primera vista, debo confesar que no me gusta el color de la portada (un seudo-crema muy soso), y eso que lo escogí yo.

Además, creo que me he pasado con los grises en algunas viñetas y no preveía que, tras pasar por la fotocopiadora, el contraste se mantuviese igual de fuerte que en el original.

En cualquier caso, estos son los típicos detalles a los que normalmente nadie más que yo presta atención, pero que a mí me desesperan hasta que me acostumbro a ellos.

Contento o no con el resultado (aún no tengo un criterio formado), mañana me acerco al Saló con unos cuantos ejemplares. Si a algun lector interesado le da tiempo a leer esto esta noche y a pedírmelo antes de mañana a las 12 horas (festeve@gmail.com), podría inventarme alguna manera de hacérselo llegar.

Y si no, a esperar a que vuelva de Berlín.

¡Hasta la semana que viene!

Anuncios