Revelaciones de fin de semana

La fiesta de presentación de La Fonográfica General en Barcelona y el concierto de Standstill en l’Auditori me han servido para darme cuenta de que, como dice una cancíón de los segundos, “a través de tu risa la vida me pide perdón”.

Y por estúpido que parezca, el manifiesto de La Fonográfica General también es una de esas cosas que hacen que la vida valga la pena. Estos días lo he estado releyendo para darme cuenta de que hay mucho de esto en la manera en que me tomo mis cómics y mis fanzines. Aquí os dejo la mayor parte del manifiesto para que entendáis a qué me refiero:

Esto no pretende ser una discográfica. Tenemos manos, sabemos poner un pie delante del otro, podemos encadenar dos frases seguidas con cierto sentido. Sólo somos personas que no quieren aburrirse. La Fonográfica General es una forma como otra cualquiera de pasárselo bien. Diversión. Humor. Fotocopias. Ediciones reducidas. Boca a boca. Amateurismo honesto. Autogestión. Siete pulgadas. 45 revoluciones por minuto. Tocar, chillar, gritar, criticar y comunicarse.

El mundo de la música en la sociedad actual es una forma de expresión conectada definitivamente con el consumismo y el capitalismo corporativo y blah, blah, blah. Asumimos que existe una industria musical y que existe por alguna razón, que inevitablemente tiene un objetivo económico. Para La Fonográfica General, el dinero es la parte más aburrida de todo proceso. Si podemos obviarlo, lo haremos. Reaccionamos ante la idea de que vivimos de acuerdo a unos esquemas ajenos, así que procuramos hacer algo para recuperarnos.

Esto no es un negocio. Aquí no hay lucro económico ni incentivos monetarios. Hacemos a) lo que podemos con lo que tenemos y b) lo que posiblemente queremos hacer en cada momento concreto. Las cosas no siempre salen como a uno le gustaría, pero aprender pasa por cometer una serie de desagradables errores.

Creemos que es posible crear algo, hacerlo bien, ser coherente, ser generoso y hacer que la gente se sienta bien participando. No tenemos planes a largo plazo. Esperamos que a la gente le guste que exista La Fonográfica General y que esté contenta apoyándola. Cuando esto no sea divertido se acabará“.

Anuncios