Lecturas: Mawil

Ahora que tengo reciente la visita a Berlín me ha hecho gracia leer Siempre podemos ser amigos, de un tal Mawil que no conocía hasta hace un par de semanas.

Lo que me había ocurrido con este cómic es un ejemplo perfecto de la combinación “prejuicios+edición poco atractiva”. Lo había publicado Bang Ediciones hace ya un par de años, pero el título (que aunque es del propio Mawil me sonaba a cómic sensiblero) y la portada (que aunque mantiene los naranjas de la edición original tiene una tipografía horrorosa) me disuadieron de comprarlo.

Hace unos días conseguí el cómic en la Biblioteca Vapor Vell de Sants y me lo leí casi de un tirón. Probablemente no pasará a la historia, pero a mí me gusta tanto por dibujo como por guión, y sobretodo por el tono que usa ¡No hace falta llorar para hablar de desamor!

Podéis echarle un vistazo a unas páginas de muestra en la web de Reprodukt, la editorial alemana que lo publicó originalmente. En esta página de abajo, Mawil describiendo a “la mujer española”:



P.D: Ahora veo que Bang también le había publicado en España Safari playero, yo siempre a la última.

Anuncios