Bocetos

Primera sorpresa: hago bocetos.

Pese a mi trazo infantil y desgarbado, os aseguro que soy capaz de dibujar todavía peor de lo que lo hago, así que suelo preparar bocetos de cualquier viñeta que suponga mayor complicación que la de dibujar una cara, por ejemplo. Recordad que siempre puedo ser peor de lo que ya soy.

Segunda sorpresa:
hago bocetos bastante sucios.

Una de dos, o los libros de bocetos que veo por ahí son medio-falsos, o todo el mundo es un hacha dibujando. En cualquiera de los dos casos, no salgo muy bien parado, porque incluso mis mejores bocetos suelen estar llenos de líneas superpuestas que se repasan unas a otras hasta enguarrar la página que da gusto, de modo que, aunque sólo muestre los mejores, siguen siendo los peores.

Sólo quería decir esto. Hasta la semana que viene.

Bocetos y más en mi flickr.

Anuncios