De guiones y Beastie Boys

La primera idea que tuve para un cómic largo se quedó en idea sólo por los pelos, porque llegué a escribir un guión completo (algo que ahora nunca haría), y creo que incluso dibujé la planificación de las páginas. Debí escribirlo en 1999 o en el 2000 e imagino que, si no desapareció con algún ordenador averiado, debe estar guardado en alguna carpeta tipo “Cómics Ferran”.

El guión estaba totalmente marcado por el rollo indie autobiográfico que yo descubría por aquellos entonces, y del que aún arrastro todos los tics. Recuerdo que por tono y estilo gráfico, esperaba hacer algo parecido a Interferencias, de Miguel B.Núñez, que a fecha de hoy sigo considerando un clásico de mi “comicoteca”.

Pues bien, en una de las escenas finales del guión, que recreaba un sueño que tuve y al que añadí fantasía pura y dura, los Beastie Boys se me aparecían en medio del desierto con una nave espacial y, entre otras revelaciones relacionadas con el argumento, me confesaban que nunca vendrían a España en concierto.

El cómic, como véis, prometía, y debo confesar que últimamente he dudado en si dibujar sólo esta escena, de lo absurda y ridícula que me parece.

En cualquier caso, y contradiciendo mi pesimismo histórico, los Beastie Boys vienen a Barcelona para actuar dos noches en el Sónar. Y qué queréis que os diga: los próximos jueves y viernes me podréis considerar un hombre feliz.

Visitad la nueva web de los BB, que tiene preescucha del nuevo disco.

Anuncios