Durmiendo con Edgar Cantero (pero sin roce)

Mi amigo y compañero de correrías comiquero-fanzinerosas Edgar Cantero ha ganado el Premio Ciudad de Badalona por su novela Dormint amb Winona Ryder, lo que le proporcionará no sólo una ingente cantidad de dinero, sino también un contrato editorial con Edicions Proa.

Teniendo en cuenta que Edgar me invitó a comer a un restaurante chino para celebrar un premio mucho menor, y que ahora sólo me ha prometido un helado, parece evidente que el éxito le ha convertido de la noche a la mañana en un ser ruin y mezquino.

Por otro lado, es algo que entiendo porque, mientras la escribía, yo me harté de repetirle que una novela con el nombre de la Ryder en el título nunca merecería la aprobación de un jurado literario. Como ahora Edgar se siente envalentonado por el premio, es capaz de negarme mi merecido rollito de primavera.

Por la parte que me toca, en breve me convertiré en personaje de ficción de un modo industrial, ya que Edgar me incluyó en la novela en una especie de cameo literario en el que mantengo un diálogo con el protagonista

¡Me voy a hinchar de royalties!

Tonterías aparte: ¡Felicidades Edgar!

Anuncios