Arte y videojuegos

Esta tarde me he acercado al Espai Cultural Caja Madrid a ver Videojuegos en el proyector, un ciclo de audiovisuales en torno a los videojuegos organizado por el colectivo ZEMOS98.

La sesión constaba de dos piezas cortas y un documental:

Primero han proyectado una demo de ‘The Night Journey’, de Bill Viola. Es un videojuego en el que el protagonista debe realizar un viaje místico. Es onírico, intrigante y calmadísimo, así que no os recomiendo verlo si no estáis en un entorno de relajación absoluta y con la paciencia a punto. Aquí va:

Luego han pasado ‘El tenista’, de los propios ZEMOS98. Consiste en imágenes de un videojuego de tenis sobre el que se subtitulan algo así como “los pensamientos” del tenista-jugador. Es bonito, aunque algo desasosegante. Pese a que ellos mencionan otro significado, a mí me ha parecido que trata sobre la competitividad, la superación y el fracaso. Es mi opinión.

Una única pega: le quitaría la música, que queda muy bien pero al final queda un poco artificiosa, como si sólo sirviese para crear el efecto dramático, cuando el vídeo ya lo tiene de por sí. Además, como soy un poco lento, al principio creía que los subtítulos correspondían a la letra de la canción. Echadle un vistazo:

Por último han proyectado ‘8 BIT’, de Marcin Ramocki y Justin Strawhand, un documental que analiza la influencia de los videojuegos en la cultura contemporánea. Muy recomendable. Sólo puedo decir que no veré los videojuegos del mismo modo nunca más. Entran ganas de ponerse a manipularlos como un loco ¿Alguien me regala su Gameboy?

Anuncios

5 comentarios en “Arte y videojuegos

  1. Sí, podrían haber dejado el sonido ambiente del videojuego (de hecho, ya se oye un poco) e igual hubiese quedado igual de dramático.

    Por cierto, he releído la sinopsis de la obra y ahora entiendo mejor el otro sentido que le dan: que en la sociedad actual no tenemos tiempo para asimilar los hechos y la sensación es la de encontrarse ahí de repente jugando un partido de tenis.

    Me gusta

  2. Hola Ferrán!

    Soy Felipe, de ZEMOS98 y autor de “el tenista”…

    Muchas gracias por los comentarios 🙂

    Tal y como dice Ferrán la idea era mezclar una “especie” de videocreción con una “especie” de videoclip. Estoy con vosotros en que la música aporta un efecto dramático algo artificioso, pero también creo que eso ayuda a que el espectador sufra un poco más con el desasosiego del personaje protagonista…

    Y tal y como comentas, la idea era hablar de nuestro rol de jugadores en la vida. Estamos comptitiendo continuamente y la victoria y la derrota conviven continuamente con muchos sentimientos sobre nuestra identidad.

    un abrazo!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.