Conversación sobre fanzines con Juarma López para el documental ‘Grapas’ (2 de 3)

La segunda parte de la conversación con Juarma López para el documental sobre fanzines ‘Grapas’. Aquí la primera parte.

—–
This is the second part of the dialogue between Juarma López and me for the spanish zine’ scene documentary ‘Grapas’. Check the first part. Sorry, no translation for this post either.

F: Yo enseguida noto qué fanzines están hechos por amor al fanzine en sí y cúales solo como medio para conseguir otra cosa. No lo critico, pero creo que se nota en el tono que transmiten. Para mí los fanzines solo tienen sentido si expresan algo que lo convencional no puede porque no es rentable. Se nota quién volca todo lo que tiene y quién se preocupa más porque guste. Igual como tú y yo los hacemos unipersonales nos involucramos más ¿cómo es que tú te autoeditas en solitario?

J: Me autoedito en solitario porque me gusta así, no tengo que depender de nadie y hago lo que me viene en gana, marcando los tiempos. Además, soy un poco tímido y antisocial y prefiero hacer las cosas por mi cuenta ¿Tú por qué lo haces solo, cuándo fue la primera vez que te dijiste a ti mismo: “voy a hacer un fanzine” y por qué?

F: Yo lo hago solo porque nunca encontré a nadie que quisiese editarlo conmigo. Creo que la primera vez que me planteé sacar uno tendría unos 15 años, pero no lo hice hasta los 20. Luego me di cuenta de que así es mucho mejor, porque el resultado es 100% mío, para lo bueno y para lo malo; y creo que los fanzines unipersonales sobreviven más que los colectivos. ¿Conoces a alguien más que saque fanzines unipersonales? ¿Qué otros fanzines/fanzineros te gustan?

J: Es curioso, cuando empecé con 15 o 16 años los hacía con otra gente y al final me quedé solo. Mario Albelo, Jose Tomás y Elvis Pérez hacían autoediciones unipersonales maravillosas. De ahora, me gustan mucho Héctor Melchor y Rafa Blanco. Me gustan los fanzines que son muy personales, que aportan algo nuevo y te cuentan cosas distintas. Y me gustan que sean espontáneos, que no se casen con nadie y si son un poco art brut, ya me vuelven loco. También estoy enamorado del catálogo de Trineo, que hacen unas cosas tan indescriptibles… Creo que nunca había prestado atención a las posibilidades que ofrece el formato fanzine como objeto. Cuando estuve en El Tenderete vine un poco loco con el tema del formato ¿A ti qué te interesa más, el formato o lo que cuentas? ¿En qué sentido te gustaría experimentar con tu fanzine?

F: He ido probando cosas con los formatos y sí, es cierto que hay muchas posibilidades pero también sé que soy muy torpe técnicamente hablando. Me ha costado muchos años sacar fanzines bien hechos mientras hay gente que edita fanzines maravillosos desde el primer día. Sobrevvivo más por los contenidos, por supuesto, porque tengo más ganas de contar cosas que frustración por las imprecisiones técnicas. No sé cómo me gustaría seguir. Este año he sacado 3 fanzines aparte de ‘Gagarin’. Creo que voy a mantener ‘Gagarin’ como recopilador de ciertas cosas sueltas y empezar a trabajar en fanzines unitarios que pueden tener formatos más a medida. ¿Tú como te manejas con lo técnico, te desespera mucho o lo tienes por la mano?

J: Con lo técnico suelo improvisar, sin darle muchas vueltas para no desesperarme.

Anuncios