Conversación sobre fanzines con Juarma López para el documental ‘Grapas’ (3 de 3)

La última parte de la conversación entre Juarma y yo para ‘Grapas’. Os dejo el documental aquí abajo, por cierto.

The last part of the conversation between Juarma and I for ‘Grapas’ documentary. By the way, I embed the documentary below. 

J: Oye y ya que está el internet tan instalado en nuestras vidas ¿cómo crees que ha afectado a la forma de hacer fanzines? Parecía que los blogs se iban a comer a los fanzines, pero al final todo sigue muy parecido.

F: Totalmente. Sin ánimo de ofender, es que nunca entendí eso de los e-zines. Una cosa es un blog, otra un fanzine, hay blogs maravillosos por ahí y no es necesario asimilarlos a los fanzines, porque son medios distintos. Yo soy un defensor a ultranza de Internet. Una frase que repito a menudo para reír pero en la que creo mucho es “Internet, me lo has dado todo”. Pero lo maravilloso de los fanzines es que para editarlos tienes que ser un auténtico entusiasta, porque cuestan mucho tiempo, esfuerzo y dinero; y creo que el crear ‘objetos’ es algo extraordinario que mucha gente no se atreve a hacer. Internet de momento no sustituye ese sentimiento sino que lo está complementando o transformando. Tú te manejas bastante bien en Internet ¿verdad? Tenías varios blogs y me da la sensación que tienes bastantes lectores y seguidores.

J: Considero que me manejo fatal, pero coincido contigo en eso de que “Internet me
lo ha dado todo”. Tengo un puñado de buenos lectores, pero también me llevo muchas
puñaladas y tengo muchas cicatrices. Internet tiene una parte muy buena, pero también saca lo peor de la gente. Ahora me planteo nuevas formas de llegar a los lectores y me gustaría recuperar un poco la inocencia, la espontaneidad y el entusiasmo del principio ¿Cómo ves el futuro de los fanzines? Creo que tiraremos por el “fanzine-objeto”, por el envolver un par de fanzines dentro de una bolsa de basura, empaquetarlos con cinta adhesiva negra y poner encima “Producto” con un rotulador.

F: Creo que uno de los cambios que ha producido Internet es que ahora solo pagamos por objetos bonitos o personalizados. También se está volviendo a lo hecho a mano, el ganchillo, el pan en casa… Creo que o seguiremos editando fanzines baratos como reducto de algo entrañable o por el contrario haremos ediciones bonitas como objeto, en ediciones limitadas y numeradas, más caras. Aunque no sé si eso mismo contradice el espíritu fanzinero. Habrá que encontrar un punto medio entre el frescor amateur y la creación de objetos valiosos. Aunque nunca se sabe, igual simplemente nos extinguimos y punto, tal y como está el mundo. Cambiando un poco de tema ¿tú eres bastante crítico con la sociedad o me lo parece? Yo a veces peco de intimista e individualista, creo, pero me interesa mucho la crítica social ¿tú cómo ves el mensaje de lo que haces, si lo tiene?

J: Hombre, claro, aunque intento mostrar esa rabia y ese asco a todo desde otro punto de vista, que no sea la típica de los policías son tontos, los curas malos y yo que soy dibujante estoy por encima del bien y del mal y doy lecciones morales a la gente desde casa. Soy muy pesimista respecto a la condición humana, desconfío de todo y no me siento identificado con muchas cosas. Ahora con internet todos hablamos como si fuésemos expertos en mil materias e intento alejarme un poco de eso, intentando mostrar otras cosas y siendo coherente. Me parece muy inconformista plasmar ideas sobre el amor, la felicidad, la esperanza y sacarle punta a cosas en apariencia insignificantes. Y me da a mi que nos estamos subiendo por las ramas y a Mon le van a sangrar los ojos cuando lea todo esto, pero… ¿tus relatos “individualistas e intimistas” son autobiográficos? ¿Por qué te dibujas tan pequeño? ¿Qué intentas contar con tus fanzines?

F: ¿Me dibujo pequeño? Eso quiere decir que me véis muy grande cuando me conocéis en persona, porque ya me lo ha dicho más de una persona. Cuento historias intimistas en parte por timidez, creo. Debe ser una manera de sacar cosas que no comparto en la vida real. Lo que dices de la crítica política es cierto, por un lado tengo ganas de hacerla, pero por el otro es muy fácil caer en obviedades o demagogia barata. Lo difícil de ser crítico es que tienes que tener cierto grado de certeza en lo que piensas. Por otro lado, pienso que editar fanzines es un acto revolucionario en sí mismo, quiero decir, en un sistema que se basa en producir y consumir productos de todas las formas y tamaños, crear uno propio sin la intención de sacar beneficios es algo que el capitalismo no puede encajar. Pero bueno, casi que lo dejemos aquí que Mon necesita esto para ‘Grapas’ ¡Un abrazo Juarma!

J: Un gusto hablar contigo Ferran ¡un abrazo!

F: ¡Lo mismo digo!

Anuncios