Robots, las gafas de Google y Lady Gaga

Además de para mi fanzine Proun, en los últimos meses he empezado a escribir y publicar artículos sobre arte, tecnología y activismo en un par de sitios. Os dejo los enlaces, así como algunas imágenes distintas a las que se publicaron, a modo de  referencias visuales.

La hipótesis del ‘valle inquietante’ en los robots, sobre una teoría formulada por un científico japonés hace 45 años, y según la cual, cuando un robot se parece demasiado a un ser humano, nos produce rechazo o temor.

hiroshi02

Google Glass: videovigilancia y realidad aumentada, sobre cómo se pueden subvertir tecnologías que pueden ser un riesgo para nuestra privacidad, usando el ejemplo de un proyecto del artista holandés Sander Veenhof.

cortador cesped

Baila mi marca: ‘product placement’ y videoclips en la era YouTube, pues eso, sobre cómo el emplazamiento de producto se ha convertido en una fuente de ingresos más en una industria que redefine su modelo de negocio.

beats-dre

Rosa Parks y la imagen como política

rosa-parks

“La intervención de Rosa Parks, aunque a menudo descrita como el acto espontáneo de una persona valiente, fue de hecho meticulosamente diseñada como parte de un arsenal de tácticas comunicativas a largo plazo y a varios niveles que entonces desarrollaban las organizaciones de los derechos civiles y sus defensores legales y así fueron estructuradas de manera anticipada la cámaras, la cobertura, y el procedimiento legal que sin duda se sucedería. La negativa a cambiar de asiento con una persona blanca era una plataforma de visualización política que involucra el cuerpo y el autobús como medios. (…) La producción de folletos, el boicot, el juicio a Parks y la cobertura en los medios de comunicación son plataformas distintas tejiendo juntas la semiótica y lo etnográfico, la política y la poética, en una campaña total. (…) Lo que a menudo no vemos son los procesos históricos, prácticas y técnicas que hacen que una imagen hable políticamente.”

Meg McLagan and Yates McKee sobre Rosa Parks
en la introducción de ‘Sensible Politics’.